martes, 7 de abril de 2015

10 Remedios caseros para controlar el reumatismo

El término reumatismo viene de la palabra griega ‘ reuma’, que significa hinchazón. Ésta es una enfermedad aguda o crónica caracterizada por dolor y congestión de las articulaciones o en las partes musculares y fibrosas del cuerpo.

Entre sus principales causas están la predisposición genética y, además, el medio ambiente juega un papel importante como son las infecciones y el trauma. Las personas con reumatismo no sólo sufren en el aspecto físico muchas también presentan problemas psicológicos o sociales, que pueden conllevar una reducción de sus actividades en la comunidad.


A continuación se detallan algunos remedios caseros y naturales que explican como controlar el reumatismo.

1. HOJAS DE MOSTAZA

Extraer jugo de hojas de mostaza, luego se calienta el jugo, se remoja en unas tiras de tela limpias y se aplica en las áreas donde se siente dolor. Luego se coloca encima de las tiras unas toallas para conservar el calor por más tiempo.

2. ÁRNICA, LAVANDA Y ROMERO

Elaborar un alcohol para masajes con 20 g de flor de árnica, 20 g de lavanda, 40 g de romero, 40 g de hipérico y un litro de alcohol Se introducir todos los ingredientes dentro de un recipiente y se dejar 9 días macerando a oscuras. Durante ese tiempo, se debe agitar cada noche. Luego, pasados los 9 días, ha de colarse mediante una gasa, exprimiendo bien las hierbas. Se aplicar sobre la zona dolorida friccionando y masajeando Si la piel queda algo tirante, puede utilizarse tras el masaje el gel hidratante de lavanda.
3. SALVIA

Hervir 150 gr. de salvia en 2 litros de agua durante 10 minutos. Deja reposar, colar y agregar al agua del baño.

4. NOGAL

Hervir varias hojas de nogal en un litro de agua. Añadir 3 cucharadas de sal marina. Seguir con la cocción. Cuando esté en ebullición, retirar del fuego. Realizar un baño con esta preparación todos los días por 15 días sucesivos.

5. EUCALIPTO

Preparar un cocimiento con un puñado de hojas de eucalipto, romero y ramas de pino en suficiente agua. Lavar las articulaciones adoloridas, con esta preparación aún tibia y envolver en una toalla para resguardarlas del frío.

6. LAUREL

Hervir 20 gramos de hojas secas de laurel en 4 litros de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego y añadir al agua de la bañera. Para tomar el baño, verificar que el agua está a 38 ºC. Los baños no deben ser mayores de 15 minutos tres veces semanales.

7. HIGO

Remojar unos 6 higos en 2 ½ tazas de agua hirviendo durante unos minutos para suavizarlos un poco; machacar para hacer una cataplasma y aplicar ésta, aún caliente (pero sin llegar a quemar), sobre una tela delgada que se colocará sobre la parte afectada.

8. MANZANILLA

Calentar 1/4 taza de flores de manzanilla en 1/2 taza de aceite de oliva. Dejar macerar por 6 días en un recipiente de vidrio opaco y de cierre hermético. Agitar el frasco 5 veces al día y al llegar al sexto día no se debe agitar. Al día séptimo, filtrar y guardar en el recipiente con tapa hermética. Realizar, cuando se requiera, suaves fricciones sobre las articulaciones doloridas.

9. CEREZA

Lavar un puñado de cerezas y colocar en la licuadora en conjunto con un vaso de leche. Licuar hasta obtener un jugo. Tomar un vaso a diario preferiblemente en la mañana. Su contenido en vitamina C retiene calcio para conservar la flexibilidad en las articulaciones.

10. JUGO DE CEBOLLA Y AJO

Preparar un jugo curativo con un diente de ajo, un cuarto de cebolla morada, una rama de perejil, una naranja y una rama de apio. Colocar todos los ingredientes en una batidora. Es importante que este jugo no sea colado. Tomar preferiblemente por la mañana.

Estos remedios naturales te van a ayudar contra el reumatismo por el resto de tu vida, pero reiteramos que SIEMPRE DEBES CONSULTAR CON TU MEDICO antes de decidir tomar algún suplemento natural y bajo ninguna circunstancia puedes dejar el tratamiento que te haya recomendado. Debes hacer en todo momento lo que tu doctor te indique!

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR.


Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail