lunes, 6 de abril de 2015

Como saber si tienes úlceras gástricas. su tratamiento natural y que dieta llevar

Una úlcera péptica es una llaga que aparece en la mucosa que recubre el estómago o el intestino delgado. El síntoma más común es el ardor en el estómago.

Explicamos cómo detectar esta enfermedad así como su tratamiento natural a partir de consejos de alimentación y remedios naturales.

La úlcera péptica aparece cuando hay un exceso de acidez en el organismo, especialmente en el sistema digestivo, lo cual daña e irrita todo el tracto y facilita la proliferación de patógenos, como es el caso de la Helicobacter pylory, una bacteria que según los médicos, es la causa más habitual de esta enfermedad. De todos modos es importante destacar que esta bacteria sólo vive si el terreno es demasiado ácido, por lo que lo importante será eliminar las posibles causas de la hiperacidez.

Esta hiperacidez puede deberse a una mala alimentación (demasiado acidificante), al consumo habitual de medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno, los malos hábitos, al estrés o a una digestión demasiado débil.

Aunque muchas personas toman antiácidos o bicarbonato sódico para aliviar la acidez, deben saber que este remedio solamente mejora temporalmente el problema y que nunca permitirá curar la enfermedad. Al contrario, a la larga, si abusamos de los antiácidos podemos alterar demasiado los ácidos del estómago, lo cual puede causar múltiples enfermedades.
Una alimentación alcalina

La alimentación es la base del tratamiento natural de esta enfermedad. Deberemos evitar los alimentos que más acidifican nuestro organismo:

  • Lácteos
  • Azúcares
  • Fritos
  • Refinados
  • Bollería industrial
  • Tabaco
  • Alcohol


Evitaremos las plantas y especias que potencian los jugos gástricos, aunque puedan tener otras propiedades, pero que contribuyen a una hiperacidez:

  • Café
  • Canela
  • Clavo
  • Jengibre
  • Mate
  • Pimienta

En cambio, recomendamos los siguientes ailmentos:

Piña: la piña facilita la digestión gracias a sus enzimas proteolíticas, pero no deberemos mezclarla con hidratos de carbono (pan, pasta, bollería, arroz, etc.). Es el postre ideal antes o después de comer verdura o ensalada y carne o pescado.
Col: la col ayuda a cicatrizar las úlceras, pero hay muchas personas que no la digieren bien si está cruda. La tomaremos cocida con una pizca de comino, en crudo pero macerada con una vinagreta o bien en forma de chucrut.
Pimiento: el pimiento es una solanácea que actúa como un gran tonificante gástrico.
Limón: el limón, a pesar de ser un cítrico y ser ácido, tiene un efecto neutralizador de ácidos una vez llega al estómado, por lo que lo recomendamos tomar habitualmente, combinado con las comidas y en jugo, mezclado con agua.
Patata: la patata es el gran antiácido natural. Su jugo funciona perfectamente para contrarrestar el ardor estomacal.
Mijo: el mijo es el único cereal alcalinizante, por lo que lo consumiremos más habitualmente que otros cereales como el arroz, el trigo, etc.
Uva: es una de las frutas más alcalinizantes, pero deberemos consumirla preferiblemente orgánica, ya que contiene muchos pesticidas.
Apio: el apio es un gran depurativo y alcalinizante. Lo añadiremos a caldos y guisos, pero también en crudo a las ensaladas.

Si estamos pasando un momento de crisis de hiperacidez, recomendamos hacer una dieta estricta hasta que mejore a base de patata, col, zanahoria y manzana. Lo cocinaremos hervido, al horno, en crudo o licuado.

Aunque se recomiendan estos alimentos especialmente, hay personas que no los toleran bien, por lo que si uno siente que le da acidez, deberá eliminarlos de su dieta.

Remedios naturales

Antiguamente se recomendaba realizar una novena (nueve días) tomando el preparado del jugo de un cuarto de patata grande cruda bien lavada (aproximadamente un cuarto o un tercio de vaso) y pelada mezclado con dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. Este preparado antiinflamatorio y alcalinizante es muy efectivo y podemos notar mejoría en sólo nueve días.

El jugo de patata cruda lo podemos hacer nosotros mismos o bien comprarlo en dietéticas o herbolarios.

También podemos tomar diariamente infusiones de malva y llantén, que ayudan a mejorar la irritación e inflamación de todo el tubo digestivo.

Finalmente, otro antiácido natural que podemos consumir sin causarnos daño es la arcilla blanca de uso oral, de venta en herbolarios y dietéticas. Mezclaremos una cucharadita de arcilla con agua, y mezclaremos usando una cuchara de madera. Al cabo de diez minutos volveremos a mezclar y nos tomaremos el preparado.


Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail