miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de consumir los jugos 'verdes' para bajar de peso?

En la actualidad se ha popularizado el consumo de jugos para bajar de peso, fortalecer el sistema de defensas y desintoxicar el cuerpo.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de consumirlos?

Pros de los jugos para bajar de peso

- Iniciar una dieta que incluya jugos para bajar de peso puede ser un gran paso para comenzar a adquirir hábitos más saludables y cuidar tu alimentación.


- Los jugos de verduras o jugos verdes pueden contener vitaminas , minerales, antioxidantes y agua, por lo que son ideales para incrementar el consumo de este tipo de nutrimentos, sobre todo si no te gustan las verduras y el agua en su estado natural, reseñó el portal Voy al Doc.

- Los jugos para bajar de peso son una buena opción de colación ligera, rica en nutrimentos, baja en calorías y 100% natural.

Contras de los jugos para bajar de peso

-Cuando la dieta se basa exclusivamente en el consumo de jugos para bajar de peso el resultado inmediato será, sin duda, perder algunos kilos. Sin embargo, esto sólo será efectivo en el corto plazo, pues el peso que se pierda será mayormente de agua y músculo.

- Cuando llevamos una dieta muy baja en calorías, nuestro cuerpo lo detecta como un periodo de “hambruna”, volviendo nuestro metabolismo más lento. Esto provoca una reducción en el gasto de energía, por lo que al terminar la dieta, se sube de peso mucho más rápido que antes.
-Un error común al ingerir jugos para bajar de peso es que olvidamos contar las calorías “líquidas” que bebemos . Es decir, aunque las verduras son alimentos con pocas calorías, esto no quiere decir que no las contengan.

- Uno de los principales riesgos de tomar jugos para bajar de peso es que es muy fácil incrementar el consumo de azúcar si éstos son a base de frutas. Recuerda que en el jugo se concentra la mayor parte del azúcar de las frutas, lo que lo vuelve una “bomba de azúcar” para el organismo.

-Si reduces tu alimentación a sólo jugos de este tipo, estarás en una dieta alta en hidratos de carbono, baja en proteína y en fibra. Esto puede ocasionar que tengas picos de azúcar en la sangre y tengas fatiga, mareos, cambios de humor, irritabilidad y dolor de cabeza. Además, dejarás a tu cuerpo sin algunos nutrimentos indispensables para su buen funcionamiento.

Puntos importantes

Las dietas deficientes en nutrimentos no favorecen la pérdida de peso y representan un riesgo para la salud. Si estás tomando jugos para ayudarte a perder peso, utilízalos como colación o complemento de tus comidas. Además, asegúrate que tu alimentación incluya alimentos de todos los grupos y en cantidades suficientes.

El pollo, la carne, el pescado y los lácteos descremados son una excelente fuente de proteína; las oleaginosas, semillas de girasol y aceites vegetales aportan grasas saludables; las leguminosas mucha fibra; y los cereales integrales hidratos de carbono y fibra para darte energía y favorecer la saciedad.


Dos inconvenientes que debes considerar antes de empezar a tomar jugos

1. Los alimentos líquidos no tienen el mismo nivel de saciedad que los sólidos, por lo que beber un jugo verde te dejará menos satisfecho que masticar y comer una ensalada. Por si fuera poco, después de varios días de consumir tan pocas calorías será mucho más fácil que caigas en el exceso y comas compulsivamente.

2. Los nutrimentos presentes en los jugos no son equivalentes a los presentes en las verduras y frutas enteras. Es decir, en la cáscara y la pulpa de estos alimentos es donde se encuentra la fibra y la mayor cantidad de nutrimentos, mismos que se pierden al momento de consumir sólo el jugo y desechar todo lo demás. Por ejemplo, los beneficios de la fibra como aumentar la sensación de saciedad, regular el tránsito intestinal, favorecer la buena digestión y ayudar en el control del nivel de azúcar en sangre, se pierden.

Y entonces, ¿realmente son efectivos los jugos para bajar de peso?

Sin duda, añadir a tus comidas y colaciones jugos hechos a base de verduras y hortalizas puede incrementar la cantidad de agua, vitaminas, minerales y antioxidantes que consumes. Es decir, incluir jugos dentro de una alimentación sana y equilibrada puede ser una estrategia favorable, siempre y cuando se consuman con moderación y se preparen a base verduras y no de frutas.


ESTE VÍDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 


Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail