lunes, 15 de junio de 2015

Aprende a reconocer los primeros síntomas del cáncer de mama

El cáncer de mama puede afectar igual a hombres y mujeres, pero tiene mayor incidencia en mujeres por la carga hormonal. Un diagnóstico precoz es fundamental para una actuación rápida.
Aprende a reconocer los primeros síntomas del cáncer de mama.

Si hablamos de cáncer, en cualquiera de sus tipos, la primera reacción generalmente es el temor. Si bien es cierto que no se trata de una enfermedad menor, hoy día las personas afectadas tienen mayor esperanza siempre y cuando reciban oportuno tratamiento.

Es de vital importancia el auto-examen de los senos, debes realizarlo periódicamente, pues de esa manera podrás detectar cualquier anomalía en ellos y acudir a tu médico quien evaluará dichas alteraciones, las que no siempre deben indicar la presencia de un cáncer, pero la mejor opción es saber de qué se trata lo antes posible.

Los hombres también pueden verse afectados por esta patología, pero como los casos se dan con mayor frecuencia en mujeres por la carga hormonal que llevamos, no escuchamos mucho acerca de cáncer de mamas en hombres, pero la realidad es que también lo pueden padecer.

A continuación iremos mencionando los primeros síntomas del cáncer de mama. Pero recuerda, la intención no es alarmarte, sino que los conozcas para que en un caso dado tus probabilidades de recuperación sean mayores, a diferencia de casos con detección tardía.
Primeros síntomas…

Entre los primeros síntomas podemos mencionar a bultos que pueden aparecer en tus senos, o bien en las axilas. Para detectarlos debes realizarte el auto-examen de mamas y debes tener en cuenta que lo debes realizar luego de que haya terminado tu menstruación. Ya que antes y durante el periodo los senos se encuentran inflamados, lo que dificultaría una buena exploración.

Algún hundimiento en la zona de la piel de los senos o bien del pezón debe llamar tu atención. Si en la zona del pezón la piel se ha vuelto escamosa también debe ser un signo de alerta. O incluso la salida de alguna secreción por esta zona.

Es importante que no te desesperes. Ya que tener alguno de estos síntomas no aseguran la presencia de cáncer. Simplemente debes ser responsable con tu salud y acudir a la consulta para un diagnóstico certero, evitando la detección tardía de este tipo de enfermedad. Para ello se recomiendan revisiones médicas periódicas, que de acuerdo a tu caso, podrían ser anuales o bien cada seis meses, siempre a criterio profesional.

La mayoría de las personas tenemos la mala costumbre de acudir al médico sólo ante un susto o un malestar importante. Pero las revisiones periódicas pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte de un paciente. Muchas veces una enfermedad se detecta en este tipo de revisiones y no precisamente por algún síntoma alarmante.

Es también significativo que conozcas los factores de riesgo que podrían aumentar las posibilidades de que una persona sea afectada por el cáncer.

Dentro de los factores de riesgo podemos mencionar a:

El sexo, el simple hecho de ser mujeres aumenta las probabilidades de padecer cáncer de seno, ya que como habíamos mencionado al inicio de este artículo la carga hormonal en las mujeres aumenta las probabilidades.

La edad, la edad avanzada aumenta las probabilidades de sufrir este mal. El cáncer de seno generalmente se detecta en mujeres a partir de los 45 años, pero también existen casos en mujeres más jóvenes.

Factores genéticos, alteraciones o defectos genéticos heredados podrían ser causantes de esta enfermedad.

Otros factores como la obesidad, el sedentarismo, mala alimentación aumentarían el riesgo de padecer cáncer de mama.

Asimismo el uso de píldoras anticonceptivas y el consumo de bebidas alcohólicas, aumentando el riesgo de acuerdo a la cantidad que se bebe.

Cabe destacar que tanto los síntomas como los factores de riesgo del cáncer de mamas pueden ser relativos. Es posible que una persona sea diagnosticada sin haber presentado ningún síntoma previo y también existe la posibilidad de que una persona con factores de riesgo bastante marcados no presente alteraciones.
De igual manera es importante que conozcas tanto los primeros síntomas como los factores de riesgo, para que ante cualquier anomalía recurras a un profesional y realice la evaluación correspondiente. ¡El diagnóstico precoz puede salvar tu vida!

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail