viernes, 19 de junio de 2015

Remedios naturales y consejos para reducir tu papada sin tener que someterte a cirugía

A medida que el tiempo va transcurriendo, nuestro cuerpo va sufriendo muchos cambios, pues esta, va perdiendo flexibilidad, no tiene la misma hidratación, pierde colágeno y de paso se vuelve cada vez más flácida. Es por ello que al perder la flacidez esta se va plegando un poco y afecta nuestro cuello; está flacidez nos afecta estéticamente, por lo que tener la piel así no es del todo placentero.

¿Cómo podemos ayudar nuestra piel para esto? Despreocúpate, pues en este artículo te enteraras como hacerlo.

Con el pasar de los tiempos, los científicos han comprobado el papel fundamental que juega el colágeno para la tonalidad y brillo de la piel, por ende cuando vamos perdiendo el colágeno en gran cantidad, nuestra piel se va poniendo flácida y más vieja. Pero no es algo que es imposible de resolver, pues podemos conseguir el colágeno por medio de los alimentos y suplementos naturales los cuales siempre están a nuestro alcance. Así que toma lápiz y papel que te vamos a dar varias recetas para ello.

Recetas para atenuar la flacidez del cuello

Masaje con aceite de ricino

Este aceite es muy eficaz para estos casos de piel flácida en el cuello. Ya que posee ingredientes a base de ácidos grasos esenciales los cuales te ayudarán a no perder la humectación natural de la piel, además de que nos aportará una mayor flexibilidad y restaurará la piel, manteniéndola suave y limpia.
Lo más recomendable en este caso es que tomes una cucharada de aceite de ricino y una de aceite de oliva; lo mezclas en una taza para luego poder aplicarlo con tus manos en el área del cuello deseada.
Esto lo harás con masajes suaves, de forma circular hasta llegar a la mandíbula. La duración de este masaje debe ser entre 10 a 15 minutos. Luego empaparas una toalla con agua un poco caliente, la escurres y la dejas reposar en tu cuello por 5 minutos. Esto así para que el vapor absorba y relaje un poco más la piel. Lo mejor es hacerlo por las noches.

Tener una buena hidratación

Todos sabemos que beber agua es muy saludable, pero pocos hemos tomado la verdadera conciencia con respecto al asunto; y es que mantener nuestro cuerpo hidratado nos permite ayudar nuestra piel, mantenerla sana y libre de arrugas. Por lo que si estamos totalmente hidratados, nuestro cuerpo se mantendrá equilibrado y no presentará esa flacidez prematura. Por ende no olvides tomar como mínimo dos litros de agua por día.

Evita largos períodos de tiempo exponiéndote al sol

No podemos mentir, el sol es muy necesario para la salud, pues nos aporta una vitamina muy importante para nuestro cuerpo, y esta es la vitamina D. Pero debemos de tener mucho cuidado que tanto tiempo tomamos el sol, por esa razón debemos de protegernos con cremas y gafas de sol. El cuello al estar siempre expuesto es totalmente vulnerable a los rayos solares por lo que esto ayuda a que pierda la flexibilidad y se desarrolle el envejecimiento prematuro en el cuello. Sino vives en países de frio, que se use mucho las bufandas, al menos trata de evitar el sol, en las horas de mayor intensidad.


Una dieta adecuada

Mantener una dieta rica en vitaminas A,C Y E, además de betacarotenos y antioxidantes, te serán de mucha utilidad para la salud de tu piel, ya que esto te ayudará a evitar la flacidez y también luchar contra los radicales libres. Una forma fácil de conseguir estos componentes es tomando jugos, entre los cuales están: El jugo de mango, fresas, naranja, zanahoria y remolacha (betabel). Todos estos jugos mantendrán tu cuerpo nutrido y revitalizado.

Mascarilla de aguacate y uvas

Esta mascarilla es rica en antioxidantes, los cuales son la pieza clave para el envejecimiento; es por esto que la combinación del aguacate con el jugo de uva es un total éxito. Este nos refrescara, hidratará y nos aportara minerales esenciales para nuestra piel. Para sacar provecho a estas frutas, solo tienes que tomar la pulpa de medio aguacate y echarle 7-8 uvas, lo licuas en una batidora, o si deseas puedes machacarlo con un tenedor hasta que se haga una perfecta mezcla y luego la aplicas en tu piel.

Lo ideal es que te poses en un sofá y apliques la mezcla. Reposarás allí alrededor de 20 minutos con ella aplicada. Esto debes hacerlo todos los días para que veas resultados en el menor tiempo posible. Notarás más firmeza y brillo en el transcurso del tiempo.

Crema de avena reafirmante

No hay que decirlo dos veces, la avena es u será un remedio eficaz para todo lo que te propongas, en especial para la piel, ya que posee ácidos grasos esenciales los cuales le serán de mucha ayuda a tu cuello. Para elaborar esta crema necesitaremos media taza de avena, medio vaso de leche caliente y una cucharada de aceite de mosqueta. Lo mezclamos bien hasta que obtengamos una mezcla bien homogénea. La aplicamos en el cuello y si te resulta difícil colócate una toalla en el pecho para que no te manches la ropa. Esto tendrá una duración de 15-20 minutos y luego te limpiaras con agua a temperatura ambiente.

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail