martes, 7 de julio de 2015

Franciscano dice que descubrió la Cura y Prevención del Cáncer, vea la receta aquí...!

La fama de Fray Romano, franciscano brasileño, se va extendiendo pues dice curar el cáncer, gracias a una formula de productos naturales, muy fácil de elaborar. Y no sólo cura el cáncer, También lo previene. 

Aquí su receta:

1) Medio kilo de miel pura de abeja (cuidado con la imitaciones y ligadas que contienen azúcar).

2) Dos hojas grandes o tres pequeñas de la planta llamada Sabila (Áloe).

3) Tres cucharadas de coñac, whisky, tequila o aguardiente (esto se usa como vaso dilatador).

Se quita el polvo y las espinas de la sabila, pero NO debe quitarle la cáscara, se corta en pequeños trozos, y se introducen todos los elementos en una batidora eléctrica o licuadora.

Esperar hasta que se haga una pasta viscosa y ya esta listo el remedio para curar el cáncer (NO se debe colar el remedio), se puede dejar fuera de lanevera o ponerse en el refrigerador, al gusto de cada cual.
Fray Romano dice:

Debe tomarse una cucharada grande, tres (3) veces por día, 15 minutos antes de cada comida. Esto debe hacerse por 10 días seguidos. aconsejo agitar el frasco antes de cada toma. advierto que si después de haber tomado la bebida salen abscesos en la piel, esto es buen síntoma.

Si después de la primera toma no se han obtenidos los resultados deseados, repetir después de haberse hecho los exámenes pertinentes a ver si el tumor no ha cedido, beber 4 veces más, hasta la curación total.

Cuando se toman varias unidades de tratamiento, entre la toma de una unidad y otra hay que guardar siempre un intervalo de unos sietes días.
Cura el cáncer de la piel, del cerebro, del pulmón, de la próstata, la leucemia, entre otras más...


Fray Romano Sago

Las enseñanzas que acabamos de transcribir, son resultado del profundo conocimiento de Fray Romano Zago, nacido el 11-08-1932.

Después de los cursos de filosofía y teología, se ordenó sacerdote franciscano en 1958. En 1971, se graduó en lengua y literatura luso-brasileña, francesa y española por la Facultad de letras PUCRS-Pontifícia Universidade Católica Rio Grande do Sul. 

Fue en 1988, en la parroquia de San António, Pouso Novo (Brasil) cuando empezó a probar la receta de Aloe arborescens, aguardiente de caña y miel y pudo constatar los primeros éxitos. 

Después de eso, estuvo en Israel, siempre utilizando con exito estos mismos ingredientes. Fue invitado a dar conferencias en Portugal, Suiza, Italia y otros países. 

Además del libro de "Aloe no es una medicina... ¡pero cura!" escribió "¡El cáncer tiene cura!", traducido al italiano, español, inglés, alemán, francés y griego. 

Fray Romano Zago parte de la explotación de las propiedades medicinales del Aloe (Sábila), conocido desde hace milenios. Su receta a menudo ha resuelto problemas sin causar ningún daño o efecto secundario a sus consumidores. 

No se recomienda la automedicación de sus enseñanzas. Todo lo contrario. Dice, si persisten los síntomas, el médico debe ser consultado, sobre todo porque para esto ha estudiado, para constituir la mayor autoridad sobre salud. 

Y añade: "Combinados ambos sistemas se obtendrán resultados alentadores, ya que el objetivo último de la medicina debe ser el de salvar vidas".



ESTE REMEDIO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...


Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail