domingo, 12 de julio de 2015

No creerás las numerosas propiedades del “té” de cáscara de limón, para la belleza y la salud

El limón es, quizá, la fruta más democrática. Existe en casi todos los hogares: ese aditivo que esparcimos a las botanas y sirve para hacer el agua fresca más sencilla del mundo. Lo tenemos en nuestro hogar muchas veces sin notarlo y es además, por ejemplo, un compañero ineludible de nuestras bebidas de fiesta, pero es tiempo de notar también todo lo que su cáscara, insospechadamente, puede hacer por ti.


Una de las maneras más accesibles para aprovechar las cáscaras de algunas frutas, como de la piña o de los cítricos, es usarlas como té. Cuando hierves el agua con algunas de estas cubiertas el líquido naturalmente absorbe, además de su sabor, muchas de sus propiedades, que son también liberadas por el calor.

La cáscara de limón es aprovechable para prepararla en té; contiene citronela, felandreno, vitamina C, ácido cítrico, málico y fórmico, hesperidina y pectinas, entre otras sustancias positivas para la salud. Su preparado es bastante sencillo y, considerando que casi todos tenemos un limón a la mano, te será muy útil.

Enumeramos algunas increíbles propiedades del té de cáscara de limón. Todo lo que tienes que hacer es poner a hervir agua con la cáscara incorporada.
Para la belleza: 

Elimina el exceso de grasa en la piel.
Ayuda a blanquear manchas de la piel.
Ayuda a blanquear los dientes.
Mejora el mal aliento.


Para la salud:

Actúa como desintoxicante natural.
Favorece la alcalinidad de la sangre.
Aumenta las defensas.
Disminuye la presión arterial.
Es un astringente y antiséptico.
Disminuye los gases intestinales y, con ello, atenúa la hinchazón.
Ayuda a una mejor digestión.
Descongestiona el hígado.

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR.


Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail