lunes, 17 de agosto de 2015

Cómo eliminar las verrugas de la piel sin dejar cicatrices

Las verrugas en la piel son pequeños crecimientos indoloros que se pueden producir en una o varias partes del cuerpo, ya que se propagan muy fácilmente.

Esta afección está provocada por uno de los tipos del virus del papiloma humano, del cual se estima hay unos 70 subtipos; una vez este infecta a la persona, pueden pasar días e incluso semanas para que se desarrolle el pequeño abultamiento sobre la piel.

La mayoría de los casos son de tipo benigno y no representan ningún problema para la salud; no obstante, algunas pueden ser dolorosas y crecer hasta alcanzar un tamaño considerable que afecta la belleza de la piel de quienes las padecen.

El proceso de eliminación de las verrugas es un poco complejo, ya que requiere de tiempo y paciencia para ver los resultados. La buena noticia es que hay varios remedios caseros que pueden ser muy útiles, en especial porque sus propiedades ayudan a evitar las cicatrices.

Patatas

El jugo de patatas acelera la recuperación de la piel para deshacerse de las verrugas en poco tiempo.

¿Cómo utilizarlas?

Corta una rodaja de patatas y frótala sobre la verruga varias veces al día. Repite el proceso todo los días hasta obtener buenos resultados.

También puedes preparar una pasta con la pulpa de patata, aplicarla por la noche y dejarla cubierta con un vendaje hasta la mañana siguiente, para que actúe mientras descansas.

Visita este artículo: Beneficios de las patatas para la salud
Vinagre de sidra de manzana

El ácido de este ingrediente es uno de los compuestos activos que favorecen la eliminación de los abultamientos que se forman en la piel.

Sumado a esto, se dice que tiene una poderosa acción antibiótica que facilita la eliminación del virus que produce esta alteración.

¿Cómo utilizarlo?

Lava la zona afectada con agua y jabón antibacteriano.

Sumerge un trozo de algodón en vinagre de manzana orgánico y, luego, aplícalo en la zona afectada, fijándolo con una cinta para que no se caiga.

Déjalo actuar durante una hora y repite el tratamiento todos los días.

Cáscara de plátano

Aunque la mayoría de veces van a parar a la basura, las cáscaras de plátano contienen nutrientes que pueden ser aprovechados de diversas maneras.

En este caso, su acción para eliminar este problema se debe a su gran aporte de potasio y ácido salicílico.

¿Cómo utilizarla?

Toma una cáscara de plátano, corta un trozo y fíjalo sobre la verruga, de tal modo que su parte interna de color blanco quede en contacto con la piel.

Déjala actuar un par de horas y repite el tratamiento varias veces al día, todos los días.


Cebolla

Contiene propiedades antibióticas y antivirales que pueden ayudar a combatir el virus que provoca esta afección.

¿Cómo utilizarla?

Corta un trozo de cebolla y frótalo sobre la parte afectada durante unos minutos. Repite el tratamiento mínimo 3 veces al día para obtener buenos resultados.

Si lo prefieres, puedes extraer su jugo y aplicarlo con un trozo de algodón para dejarlo actuar toda la noche.

En cualquier caso es mejor hacer primero una prueba, ya que en algunos casos puede provocar irritaciones.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es popular por su poderosa acción antibiótica, capaz de prevenir diferentes tipos de infecciones.

Se ha demostrado que tiene propiedades antivirales, antibióticas y antifúngicas, las cuales podrían prevenir y tratar diferentes alteraciones de la piel.

¿Cómo utilizarlo?

Compra este aceite esencial en una tienda herbolaria de confianza y aplícate de 1 a 3 gotas sobre la verruga que quieres eliminar.

Aloe vera

Esta planta, rica en propiedades antioxidantes e hidratantes, ha sido valorada desde la antigüedad por su alta capacidad para tratar diferentes afecciones de la piel.

Durante muchos años se ha aplicado para eliminar las verrugas, en especial porque acelera el proceso de recuperación de la piel para evitar las cicatrices.

¿Cómo utilizarla?

Extrae el gel de aloe vera y aplícalo sobre la verruga utilizando un trozo de algodón. Cúbrela con un vendaje y deja que actúe toda la noche.

Repite el tratamiento todos los días antes de ir a dormir para lograr buenos resultados.
Si después de varios días no hay progreso con el tratamiento y la verruga empeora, lo mejor es consultar al médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado.

En mínimos casos una verruga puede ser una tumoración maligna, pero es mejor estar 100% seguros.

Este video tambien te puede interesar...!


Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail