sábado, 8 de agosto de 2015

Con este sencillo remedio casero podrás eliminar en 10 días los talones agrietados

Hoy en día, un problema muy común es tener los talones de los pies agrietados, esto puede variar dependiendo la persona y la edad, así como si usa calzado o no. A su vez los pies agrietados suele causar un poco de dolor en ciertas situaciones.

En este caso las grietas por lo regular suelen estar muy pronunciadas, la piel es seca y puede que aparezca un callo grueso de color amarillo o marrón oscuro en el área descolorida de la piel, esto especialmente en la parte frontal interior del talón.

Aparte de tener la piel seca este problema se manifiesta con síntomas como la descamación de la piel, enrojecimiento, picazón y en muchos casos la inflamación.


Pie-con-callosAfortunadamente podemos evitar que estas grietas profundicen más y que causen mucho dolor y sangrado, esto lo haremos tomando las medidas preventivas adecuadas con tiempo de antelación.

Los talones agrietados regularmente suelen suceder en consecuencia de la falta de humedad, debido al aire seco, una dieta poco saludable, cuidado no adecuado de nuestros pies, zapatos equivocados, el envejecimiento, situaciones largas usando suelos duros, así como trastornos de la piel como lo son los eczemas, psoriasis, callos callosidades, la diabetes o enfermedades de la tiroides.

Es por ello que a continuación te vemos a presentar un remedio casero que proporcionara beneficios y de paso te ayudará en la lucha contra los talones agrietados, callos y callosidades.
¿Cómo lo vamos a preparar?

Lo primero que vamos a hacer es triturar 10 aspirinas (ácido acetilsalicílico) o Andol (Paracetamol) tabletas de polvo y verter 250ml de 70% de alcohol isopropilico sobre la mezcla. Deja que esta solución permanezca por un día o dos.

Transcurrido ese tiempo, cada noche debemos agitar bien antes de empapar el algodón que utilizaremos para colocar la solución en la zona afectada.


Luego de aplicar con el algodón en el talón, envolvemos con un papel plástico y nos ponemos un calcetín y lo dejamos toda la noche hasta el día siguiente.

Por la mañana, lavar los pies con agua y una toalla seca. Luego debes aplicar la glicerina o alguna otra crema grasienta para los pies. Para mejores resultados, puedes exfoliar tus talones con un lavador de pies antes de aplicar la crema para los pies.

La piel agrietada y los callos en los pies desaparecerán después de diez tratamientos. Este milagroso remedio también es muy eficaz en casos de varices, por lo que el dolor disminuirá después de su aplicación.´
ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 


Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail