lunes, 14 de septiembre de 2015

9 productos que creemos saludables y no lo son tanto

Determinados productos que utilizamos a diario para mejorar nuestra salud y bienestar, pueden tener el efecto contrario si se usan de forma incorrecta.

Algunos problemas que pueden desencadenar el mal uso de estos artículos son, por ejemplo, infecciones en la piel, alergias o distintas enfermedades. Veamos una lista de ellos.

1.) El humidificador

El uso del humidificador puede traer alivio a partir de dolencias propias de los climas fríos, como la piel seca o congestión nasal. El problema es que si estos artefactos no se limpian adecuadamente o con suficiente frecuencia, dentro de ellos puede crecer moho y otros patógenos, arrojándolos al aire. Además, tener demasiada humedad en el aire puede convertir el hogar en un caldo de cultivo para los ácaros, un gran problema si allí vive gente con alergia. La solución es vaciar y sacar completamente el agua que se almacena en el recipiente del humidificador. También se recomienda, si se usa diariamente, cada tres días limpiar el recipiente con un cepillo o trapo para eliminar todo posible resto de gérmenes o bacterias.

2.) Bastones de algodón

El uso de este artículo, que en los últimos años se ha popularizado de forma muy importante, puede hacer más mal que bien. Esto es porque si coloca accidentalmente el bastón más allá del canal auditivo, puede empujar la cera más adentro, incluso puede perforar el tímpano. Los expertos dicen que no hay motivos para limpiar la cera de los oídos más allá de lo que se puede eliminar mediante el barrido con la yema de su dedo índice.

3.) Jabón antibacterial

Distintos estudios han determinado que los jabones antibacteriales son bastante ineficaces para eliminar los gérmenes de la piel. Hace unos años un profesor de epidemiología de la Universidad de Columbia hizo una investigación comparando los hogares que utilizaban jabones antibacterianos con hogares que utilizaban jabones comunes. El resultado arrojó que no hubo diferencias en las tasas de las enfermedades que contrajeron las personas de ambas casas. Para peor, un ingrediente bastante común en los jabones antibacterianos, el triclosán, puede estimular la resistencia antibacteriana.
4.) Las esponjas de baño

Si bien las esponjas ayudan a tener una ducha agradable, usted no creería lo que se oculta en las zonas más recónditas de estos objetos. Las esponjas forman un ambiente perfecto para el crecimiento de bacterias, hongos y moho. Cualquier pequeña herida en su piel (incluso microscópica) puede quedar expuesta a distintos tipos de infecciones.
Si gusta de usar esponjas cuando se ducha, la solución es no utilizarlas por demasiado tiempo, no más de un mes. También asegúrese de enjuagar con agua y escurrir bien después de cada uso. Además, se debe almacenar la esponja en un ambiente seco y fresco.

5.) La licuadora

Muchas personas identifican a la licuadora con una vida saludable. Pero es probable que no tengan en cuenta una cosa: la junta de la licuadora (el anillo de goma que ayuda a mantener la cuchilla en su lugar). En un estudio del año 2013, la NSF (National Science Foundation), una organización que testea la seguridad de distintos productos y artículos, encontró que la junta de la licuadora era el tercer elemento que más gérmenes tenía en las cocinas. Salmonella, E. coli y moho fueron hallados en ese lugar. Sin embargo, cuando los investigadores preguntaron a la gente que lugares creían ellos que eran las principales fuentes de gérmenes en su cocina, la licuadora ni siquiera aparecía en la lista.
Lo que se recomienda es que cada vez que se utilice la licuadora, desarmarla totalmente y darle una limpieza a fondo.


6.) Elementos para el cuidado de las uñas

Los distintos elementos que utilizamos para la limpieza de las uñas: cortaúñas, piedra pómez, espátulas, limas, etc. pueden albergar distintas bacterias y gérmenes, que si no son correctamente lavados después de su uso, esto puede conducir a infecciones en la piel.
Lo mejor es lavar la piedra pómez con agua y jabón cada vez que la utilice. En cuanto a las herramientas para el corte de uñas, también limpiar con agua, jabón y un algodón con alcohol. Otra cosa importante es no compartir estos elementos, ya que la flora normal difiere de persona a persona, las bacterias que para usted son inofensivas podrían causar infección en su pareja, hermano, madre, etc.

7.) Espátulas

Las espátulas son utensilios muy útiles en las cocinas, pero si las utiliza, debe considerar algo muy importante: lavar el mango con el mismo cuidado que lava el resto. La NSF halló que los mangos de las espátulas son uno de los elementos más sucios en las cocinas. E. coli, larvas y moho son algunas de las cosas que se pueden encontrar en los mangos de dichos artículos.

8.) Peluches

¿Qué mejor juguete para consolar a un niño pequeño que un peluche? Sin embargo, estos son un imán para los ácaros, que a su vez, son uno de los principales culpables de las alergias. Una buena solución a este problema es, por las noches mientras los niños duermen, introducir el peluche en una bolsa de plástico y meterlo en el congelador, ya que el frío mata a los ácaros.

9.) Pastas de dientes blanqueadoras

El hecho de que las pastas dentales blanqueadoras estén disponibles sin receta médica, no significa que sean completamente inofensivas. El uso a largo plazo de algunas de estas pastas, especialmente las más arenosas diseñadas para blanquear manchas, pueden desgastar el esmalte y aumentar la sensibilidad. Lo más recomendable es usar pastas dentales comunes, si necesita quitar manchas de los dientes, debería consultar con un dentista antes de comenzar a utilizar alguna de estas pastas.


Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail