sábado, 26 de septiembre de 2015

Dile adios a los senos caidos con estos 6 remedios naturales

La mayoría de personas cuidan de algún modo su estética y quieren conservar una buena figura. Es evidente que las mujeres no son una excepción en este aspecto. Se compran cremas para prevenir arrugas, realizan ejercicios para mejorar el aspecto de sus glúteos y cuidan su piel para que esté firme y suave. Los pechos son una parte muy importante de la figura femenina. Las mujeres quieren que estén firmes y bien tonificados, aunque el paso del tiempo no juega a su favor. Hoy vamos a tratar un tema que puede ser la pesadilla de muchas mujeres: los pechos caídos.¿Quieres saber más? Sigue leyendo. Acuérdate Compartir Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos.

Quizá eres de las mujeres que consideran que tus pechos están un poco caídos o quieres prevenir precisamente esto. Hemos recopilado para ti una serie de remedios caseros que puedes poner en práctica en tu casa y te evitarán tener que pasar por el cirujano.

La flacidez es un procedimiento natural del paso del tiempo y aumenta con la edad. Los pechos pierden su elasticidad y flexibilidad, pero, a partir de ahora, serás capaz de actuar para evitar este problema.

Antes de empezar con los remedios específicos, debes saber que tendrías que respetar una serie de reglas generales que te ayudarán a conservar tus senos con el mejor aspecto:

Mantén un peso adecuado

Bebe mucha agua durante el día

Ten buenos hábitos, un correcto estilo de vida y una alimentación sana y equilibrada

Haz ejercicio regular

Realiza masajes en las mamas con aceites como el de granada

Remedios naturales para reafirmar tu pecho
1.Realiza ejercicios focalizados
Estos ejercicios especializados en tonificar tu pecho son una de las mejores soluciones que puede haber para conseguir este objetivo. Prueba de haces los siguientes ejercicios:

Flexiones de brazos: solo tienes que hacer unas flexiones de brazos para fortalecer los músculos pectorales que tenemos debajo del busto. Este ejercicio te dará forma al pecho y reducirá el depósito de grasa que hay alrededor de esta zona.

Junta las palmas frente a ti, a la altura de tu pecho y con los codos apuntando hacia los lados. Presiona una palma contra la otra y suelta. Haz este ejercicio varias veces con repeticiones entre 20 y 25. Pronto verás sus resultados.

Coge mancuernas de poco peso y levanta los brazos lateralmente, hacia los costados de tu cuerpo. Entonces bájalos y sigue haciendo estas repeticiones. Descansa y sigue durante 10 o 15 minutos.

2. Máscara mamaria natural
Se trata de un remedio casero eficaz que puedes aplicar una vez a la semana para ver los resultados. Realiza una máscara para tus mamas con los siguientes ingredientes:

1 cucharada de yogur natural

1 cucharada de aceite rico en vitamina E

1 huevo

Mézclalo todo bien hasta obtener una pasta. Entonces aplícala sobre los pechos y frota suavemente. Deja que actúe durante al menos media hora y luego enjuagas con abundante agua fría.

3. Masaje con aceites
Masajea los pechos dos o tres veces a la semana con aceite de oliva, coco, uva, menta verde, zanahoria, ciprés, hierba de limón o de semillas.


4. Masajes con hielo
El frío es muy eficaz para reafirmar la piel y los músculos. Para nuestros pechos, podemos realizar masajes en el pecho con pequeños cubitos de hielo. Envuélvelos en una toalla o tela y aplícalos al pecho con movimientos circulares y pausados hasta que se derritan. Se notificarán casi inmediatamente. Realiza esta técnica durante 5 o 10 minutos cada día y puedes repetirlo también en tu cara para tonificar los músculos de tu rostro.

5. Evita agentes causantes de flacidez
Hay varias causas que provocan una aceleración en el proceso de flacidez y caída de los pechos:


El tabaco

Exceso de bronceado

Sujetador mal ajustado o muy suelto: tu sujetador tiene que ser de tu talla y de calidad. No debe ir muy ajustado o que vaya demasiado flojo. Intenta que tu ropa interior sea de algodón.

6. Máscaras de barro
Quizá ya has visto estas máscaras aplicadas al rostro, pero ahora puedes hacerlo también en tus pechos. Aplica el barro con un pincel sin cubrir el pezón.

Tras 20 minutos, enjuágalos con abundante agua tibia. Es muy fácil conseguir este tipo de máscaras en tiendas con artículos de belleza.

Esperamos que te hayan sido útiles estos consejos y no olvides compartir con tus amigas.

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail