lunes, 12 de octubre de 2015

Remedios que te dejaran libre de esos feos callos en solo un Instante

El engrosamiento de la piel es una reacción protectora; por ejemplo, los granjeros tienen callosidades en las manos que impiden que desarrollen ampollas dolorosas.

La hiperqueratosis, popularmente denominada como callo, es una zona de la piel en la que se produce una acumulación de queratina correspondiente a la compactación de células muertas inertes de la epidermis en respuesta a un estímulo que puede ser, generalmente, el roce o la fricción excesiva.

Los síntomas de los callos son piel endurecida y gruesa, puede ser escamosa y seca. Se encuentran áreas de piel gruesa y endurecida en las manos, los pies u otras zonas que pueden sufrir fricción o presión. Las zonas afectadas pueden ser dolorosas y pueden sangrar.

¡Cómo eliminarlos!

Lo primero que debes hacer antes que probar cualquier remedio casero para eliminar los callos, lo ideal es raspar la callosidad utilizando una piedra pómez, que sirve hasta para las zonas más delicadas.
La Piedra Pómez ayuda a remover el callo, ya que facilita la eliminación de piel muerta y seca, a la vez que reduce el dolor y acelera la recuperación.

El bicarbonato de sodio actúa como un exfoliante natural, capaz de remover la piel muerta y gruesa del callo facilitando su eliminación.

También tiene propiedades antibacterianas que protegen la piel ante las infecciones. Agrega tres cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua y sumerge los pies en la mezcla durante 15 minutos.

El vinagre blanco es un remedio efectivo para eliminar gracias a su alto contenido de ácidos, que ayudan a suavizar la piel dura.


Antes de ir a dormir, mezcla una parte de vinagre blanco con tres partes de agua. Frota este remedio directamente sobre el callo. Cubre el área con una venda y déjalo actuar toda la noche.

Otro remedio efectivo es el ácido cítrico del limón, ya que ayuda a suavizar la piel endurecida del callo, favoreciendo su eliminación.

Colocar jugo de limón directamente en el callo y dejarlo secar al aire. Se debe repetir dos o tres veces por día.

El ajo tiene propiedades antioxidantes, antibióticas, antibacterianas.Triturar un diente de ajo y colocarlo directamente sobre el callo, cubriéndolo con un vendaje para dejarlo actuar toda la noche. A la mañana siguiente se retira el vendaje y se lava con agua tibia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail