viernes, 4 de diciembre de 2015

Increíble parche de miel para trata la tos en tan sólo 1 noche! mira como hacerlo...!

La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo. Con ella se intenta eliminar los mocos de la garganta y del resto de la vía respiratoria. La tos es una afección respiratoria que padecen muchas personas, y se puede presentar con mayor frecuencia durante las horas de la noche, especialmente en las madrugadas, cuando hace más frío. De igual manera la tos la pueden sufrir tanto los niños como los adultos, siendo mucho más común en los niños muy pequeños y en los adultos mayores.

Este remedio casero existe desde la antigüedad y se ha utilizado eficazmente para tratar las enfermedades de las vías respiratorias.

Este remedio a base de la aplicación de una cataplasma (parche) de miel tiene un efecto anti-inflamatorio y un efecto leve de calor y ayuda a eliminar la tos fuerte que va acompañada de secreciones de flema.

Receta de parche de miel para la tos.

Ingredientes.

Miel.
Harina.
Aceite vegetal.
Gasa.
Paño.
Esparadrapo.
Modo de preparación:

Se debe utilizar una pequeña cantidad de cada ingrediente.

Mezcle la harina con una pequeña cantidad de miel hasta obtener una mezcla que no debe pegarse en las manos.

Añada un poco de aceite vegetal y vuelva a mezclar.

Ponga la mezcla en un paño y envuelva en la gasa.

Coloque la gasa en el pecho o en la espalda y asegure con el esparadrapo. No debe poner la cataplasma cerca del corazón.

Vístase y deje reposar la cataplasma durante 2 o 3 horas, aunque es mejor dejar que actúe durante toda la noche mientras duerme.

Este remedio aliviará la tos después de la primera utilización, aun así puede utilizarlo durante varios días.

Se puede utilizar estas cataplasmas de miel tanto en niños mayores de 12 meses de edad, así como en adultos.

Debe tener en cuenta que los niños no deben tener ningún tipo de enfermedad de la piel o lesiones, al mismo tiempo que debe comprobar que no padece ninguna alergia a los productos apícolas.


Si se produce enrojecimiento o hinchazón de la zona donde se aplica la cataplasma significa que hay una reacción alérgica y no debe utilizarse.

Igualmente no se recomienda la utilización de este remedio si tiene una temperatura corporal superior a 37 grados centígrados.

Recomendaciones

Vaporizar la habitación de la persona que sufre tos.  Sin embargo, es importante mantener limpio el aparato vaporizador para evitar que crezcan moho y bacterias que podrían complicar la tos. También darse una ducha caliente puede aliviar la congestión que propicia la tos.

Procurar beber mucho líquido (especialmente agua) para desprender la mucosidad.

Verificar si la tos procede de reflujo Si de repente sufre un ataque de tos por la noche, éste puede ser ocasionado por el reflujo gastroesofágico, es decir, la regurgitación de los jugos del estómago, que llevan hasta la boca un sabor ardiente. Para luchar contra ello, intente elevar un poco la cabecera de su cama y comer menos en la cena.


Consultar un doctor si la tos:

Afecta sus actividades diarias
No remite al cabo de dos semanas o se intensifica.  Es importante observar que existen enfermedades serias que tienen como síntoma común la tos como son un tumor en la laringe o el pulmón. En el primer caso se acompaña de problemas de deglución y de voz, y en el segundo también hay dificultad para respirar.
Se complica con fiebre, dolores pectorales, dolor de oídos, ganglios inflamados y náuseas
Existe expectoración con sangre.
En el caso de lactantes o niños pequeños, se debe consultar el doctor  en cuanto sea posible.
No olvides que si la tos lleva mucho tiempo, si ves que tiene dificultades para respirar o le sientes un silbido en el pecho es importante que lo lleves donde el pediatra.

Nota: Solo para niños de mas de 1 año

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail