lunes, 25 de enero de 2016

¿Sufres de piel seca y escamosa?, trátalos con estos Remedios 100% naturales.

Una mala humedad en combinación con temperaturas frías tiende a causar estragos en su piel. Muchas personas sufren de piel seca, escamosa y con picazón en los meses de invierno, a pesar de no tener un problema de piel diagnosticable como el eczema.

Esto se conoce comúnmente como “comezón de invierno”, causada por la falta de humedad en la piel. Afortunadamente, existen remedios sencillos y de bajo costo para este problema.

Una piel suave y tersa es característica de una piel sana, y por el contrario la sequedad de la piel, la aspereza así como el picor son síntomas de una mala salud de la piel y aspectos a los que debemos prestar atención.

Existen algunos factores que pueden resecar la piel de forma temporal como pueden ser la sequedad del ambiente o el uso de jabones muy agresivos, incluso puede deberse a la tendencia de nuestra piel a resecarse, al tabaco o a una falta de hidratación. Otros factores como la edad o algunas enfermedades como dermatitis o psoriasis entre otras, pueden afectar a la piel y a su estado.

Remedios que te ayudaran a vencer la piel reseca:

El Aceite de linaza.

El aceite de linaza sobre la piel ayuda a calmar las irritaciones y la aspereza ya que contiene propiedades anti-inflamatorias.

La aplicación de aceite de linaza y aceite de jojoba ayuda en el tratamiento piel áspera ya que contienen ácidos grasos esenciales, que ayudan a restaurar la piel devolviendo su flexibilidad inicial.


Con Cremas hidratantes naturales.
Las cremas hidratantes son, sin duda, el mejor tratamiento para la piel áspera y seca ya que ayudan a recuperar la pérdida de humedad de la piel.

Mediante el uso de jabones y cremas hidratantes antes de salir de la casa, la piel estará protegida contra los factores externos como la luz del sol, los alérgenos, contaminantes y la suciedad entre otros. Las cremas hidratantes con SPF también protegen la piel de la los rayos nocivos del sol y mantienen la flexibilidad de la piel.

Con un Baño de avena.
La harina de avena utilizada como alimento, también se puede utilizar para el tratamiento de la piel.

Recientes investigaciones han revelado que la avena contiene sustancias químicas que ayudan a combatir inflamación.

Los baños de avena son relajantes especialmente cuando la piel está inflamada o se tiene picor además de dejar la piel suave aliviando la sequedad y la irritación.


Unas Buenas Duchas.
Si tiene la piel seca y áspera, hasta que la piel se restaure y vuelva a su buen estado de salud, ducharse una vez al día es más que suficiente para mantenla limpia.

Tome una ducha corta y caliente, para evitar el agotamiento de la poca cantidad de humedad y lubricación que le quede en la piel. Después del baño, aplique aceite de coco antes de secarse la piel.

Con Ungüentos.
Hay una serie de ungüentos formulados específicamente para ayudar a tratar la piel áspera, seca y con picor.

Los ungüentos funcionan bien con las enfermedades de la piel, y restauran la piel para que vuelva a su óptima la salud en un tiempo récord.

Con estas opciones puede combatir la piel seca y áspera, sin embargo, una vez que la piel vuelve a tener flexibilidad y suavidad debe seguir cuidándola para que no vuelva a aparecer la sequedad, por lo que debe proteger su piel especialmente durante los meses fríos, mantenerla hidratada y usar protector solar especialmente durante los meses de verano.

La hidratación adecuada, un poco de ejercicio y una buena alimentación también ayudan mantener la piel sana así como la salud en general.

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail