domingo, 7 de febrero de 2016

El apio para combatir el colesterol, purificar y limpiar los riñones

El apio es un alimento muy apreciado hoy en día, no sólo por todas las ventajas culinarias que tiene, sino también por sus principios terapéuticos. El apio es un alimento ideal para tratar los riñones.

Este vegetal rico en “agua biológica”, esconde en su interior una fuente inagotable de minerales, vitaminas, bioflavonoides y enzimas que pueden promover la salud de los riñones.

Por otra parte, no hay que olvidar que el apio es considerado como uno de los mejores diuréticos vegetales.

Sus beneficios son múltiples y hoy te vamos a explicar por qué debes introducir el apio en tu vida diaria para disfrutar de una mejor salud en general y especialmente del riñón.

Cuidar de los riñones con el apio: una gran idea

Una gran cantidad de personas van a la farmacia en busca de vitaminas para cubrir las necesidades que a veces sufren y que se traducen en fatiga, malestar general, retención de líquidos y un sistema inmunológico más debilitado.

De hecho, muchas de estas necesidades podrían ser suprimidas mediante el aumento de la ingesta diaria de frutas y verduras frescas. El apio puede remineralizar el cuerpo, eliminar su toxicidad y además purificar la sangre, tres pilares básicos para disfrutar de una mejor salud.
El apio pertenece a la misma familia que el perejil y el hinojo. El apio está compuesto de agua en su mayor parte, pero el nivel de vitaminas y minerales que tiene en su composición lo convierte en un alimento médico muy interesante:

Vitaminas B1, B2, B6 y 9 B.
Beta-caroteno, como provitamina A y vitamina E.
Vitamina C.

También hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo necesita tener un equilibrio adecuado entre el sodio y el potasio, siempre teniendo cuidado de no excedemos con el consumo de sal.


La importancia de la fibra en la salud renal
Otro hecho importante es que el apio es un alimento alto en fibra, es esencial para prevenir el estreñimiento y la dispepsia, puede reducir el nivel de colesterol en la sangre y ayuda a controlar la glucosa en sangre.

Un cuerpo con un alto nivel de colesterol supone un riesgo para la circulación de la sangre. Si el flujo de sangre no es la adecuada, forzamos nuestros riñones a trabajar más duro, algo que a la larga reduce la funcionalidad de estos órganos.

El colesterol es algo muy peligroso que no se debe descuidar.

El apio ayuda a luchar contra las infecciones del tracto urinario.

El apio contiene un aceite esencial formado por Apiol, limoneno, psoralenos y apiína y flavonoides, como la apigenina y la luteolina. Estos compuestos tienen las siguientes virtudes:
Luchan contra la infección de las membranas mucosas de las vías urinarias.
Son antioxidantes y actúan contra el cáncer.
Nos ayudan a mejorar nuestra presión arterial.

El apio tiene bioelementos capaces de bloquear la actividad de la producción de enzimas de catecolaminas (hormonas de estrés) que elevan la presión arterial.

Si consumes dos tallos de apio al día, serás capaz de reducir la hipertensión.

Bebida “milagrosa” a base de apio


Ingredientes:

1 rama de apio

1 manzana

1 cucharadita de perejil

1 cucharadita de menta

1 taza de agua (200 ml)

Preparación:

Limpia bien la manzana y el apio.

Asegúrate de quitar las semillas a la manzana.

Corta en trocitos el apio y la manzana y colócalo en el vaso de la batidora.

Echa a continuación el perejil, la menta y el agua y bate bien.

Puedes tomar esta bebida 3 veces por semana y en el desayuno. El resultado es fantástico.

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail