lunes, 18 de julio de 2016

Dieta para engordar sanamente y de manera rápida

El bajo peso debido a una larga enfermedad o por una delgadez natural puede corregirse con una dieta para engordar. La sensación de saciedad no se puede superar, por ello, engordar suele ser más difícil que adelgazar. La clave del éxito de esta dieta reside en conseguir un aumento del valor calórico sin aumentar el volumen de los platos, retardando así la saciedad.

Como es obvio, para subir de peso tienes que consumir más calorías de las que utilizas en el día. Pero ojo, esto no significa que tengas que correr a comerte toda la comida chatarra que quieras, debes comer alimentos sanos, al igual que en una dieta para adelgazar.

No obstante, las dietas para engordar tienen un enfoque más complejo. Y es que no solo la cantidad de comida influye en el aumento de peso, sino también factores como el estrés y la predisposición del organismo.

La Universidad de Harvard estudió y publicó recientemente las principales claves para engordar de forma sana:
Cinco comidas diarias. Una dieta para engordar también es estricta, y parte de esta exigencia es desayunar, comer a media mañana, almorzar, merendar, cenar… y picar entre comidas. Come frutos secos y toma zumos de frutas y verduras.

Controla las calorías. Para esto puedes empezar con una dieta de 2000 a 2300 calorías, y según el tiempo que demore la dieta, puedas aumentar las calorías a un tope de 2500.

Bastante agua. El agua siempre debe estar presente, y si se consumen más alimentos de los acostumbrados lo recomendable es tomar unos 2 a 3 litros diarios para suavizar su efecto.

Alimentos apetitosos. Esto sí es felicidad. En esta dieta sí entran el pan, la mantequilla, la nata y las harinas.

 Calorías ricas y sanas. Puedes disfrutar de las papas,  los arroces, cereales, sopas, legumbres, pescados ahumados, carnes y salsas como la mayonesa.

Frutas y verduras. Aunque son pobres en calorías, las frutas y verduras sirven como estabilizadores de la digestión. Consúmelas con aceite de oliva y soja.

Suplementos dietéticos. Recetados por un médico, los suplementos como la creatina monohidratada y las bebidas energéticas sirven de refuerzo a la dieta y ayudan a desarrollar músculo.


LAS CLAVES

1. Peso
 El peso de los alimentos se calcula una vez cocinados, no crudos.
2.   A diario
Es recomendable hacer 5 comidas diarias.
3.  Guarnición
 Se tomarán papas de guarnición en todos los segundos platos.
4.  Comidas
Entre horas se tomarán frutos secos o cualquier tipo de bebida, preferiblemente zumos de frutas.
5.  Ayuda médica
Se recomienda seguir la dieta bajo control médico o de un  nutriólogo  dietista para poder hacer las adaptaciones que sean precisas.

En busca de peso.

Contrario  a  la gran mayoría de dietas, la que tiene como objetivo ganar peso va dirigida a aquellas personas que se sienten demasiado delgadas y desean engordar. En consecuencia, esta dieta ofrece un plan de calorías más elevado del que se suele quemar en el día, pues  para aumentar de peso las personas deben ingerir más calorías de las que gastan y así irán  ganando libras  progresivamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail