viernes, 23 de junio de 2017

El secreto de las mujeres japonesas para estar delgadas

Hay un viejo meme, popular en internet, que se ha viralizado hasta el hartazgo y dice más o menos así “El sueño de toda mujer no es encontrar al hombre perfecto, más bien es comer sin engordar”. Y si bien puede ser una legítima ambición para la mayoría de las mujeres en el mundo, las japonesas parecen saber la fórmula para alcanzarlo.

Muchos tratan de reducir su ingesta de hidratos de carbono, quienes supuestamente son enemigos acérrimos de la silueta, pero al contrario de lo que se cree, las mujeres japonesas basan su alimentación en ellos y aun así son delgadas. Según señala Diario Clarín de Argentina, la población japonesa sólo tiene una tasa de obesidad que bordea un exiguo 3%.


En el libro “Las mujeres japonesas no envejecen ni engordan”, su autora Naomi Moriyama revela el ansiado secreto e incluso indica que al trasladarse de su natal Japón a Estados Unidos por trabajo, sólo en dos meses subió 11 kilos.

Según la experta, el arroz y fideos son protagonistas de los platos japoneses, aunque se ingiere junto con ellos, gran cantidad de verduras y pescado. Por supuesto que las porciones de comida son más pequeñas y todo se complementa con actividad física. Según revela Moriyama, la alimentación japonesa se basa en un 12% de proteínas, un 25% de grasas y un 63% de hidratos de carbono.
La autora del best seller indica que la clave de todo es el alto consumo de pescados, lo que tiende a evitar las grasas saturadas. Otra recomendación es casi no utilizar azúcar y, por el contrario consumir mucha agua, entre 8 a 12 vasos diarios. Una ecuación que ayuda para determinar cuánta agua debe beber una persona, es tomar 35 milímetros de agua por cada kilo de peso.


La dieta japonesa ya comienza a ser imitada.La dieta japonesa ya comienza a ser imitada.
Otros secretos que complementan la fórmula son cocinar al vapor, y consumir algas, soja, té, verduras y frutas. ¿El arroz? Es sin duda la base de la alimentación local y no suele acompañarse con pan ni galletas en almuerzo ni cena, sino que es usual servirse un pequeño plato preparado sin grasa ni sal.

Si usted sigue dudando de esta fórmula, intrínseca en la cultura de las mujeres japonesas, sorpréndase que la esperanza de vida de ellas asciende a 87 años, un lustro más que el esperado para las chilenas en 2020 y que proyectó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en 2015.

ESTE VÍDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail