sábado, 17 de junio de 2017

Este es el secreto sobre tus dientes que los dentistas no quieren que sepas

Si nuestros dientes empiezan a coger este color poco natural, es muy difícil que podamos recuperar el blanco inicial de una manera normal, incluso la pasta de dientes que prometen efectos blanqueadores, no hay ninguna realmente efectiva. Y aunque es cierto que la higiene bucal es indispensable, por sí sola no nos devolverá ese blanco perdido.

Así pues, si realmente quieres recuperar el tono original de tus dientes, necesitas un buen método para blanquearlos, como el remedio que te vamos a compartir.


Lo mejor es que no necesitarás comprar ningún tipo de producto dental caro o tóxico que te prometa resultados milagrosos para tus dientes. Solo necesitas un cepillo de dientes y unas cápsulas de carbón activado.

Este producto no dañará ni el esmalte dental ni los dientes de ninguna manera, como sí que puede pasar con otros productos químicos que aseguran que te pueden devolver la blancura de tus dientes.
El carbón es un activo totalmente natural y muy barato. Si quieres unos dientes blancos sin productos artificiales, sin acudir al dentista y sin gastar dinero, este remedio es el ideal para ti.

Para llevar a cabo este método, solo necesitas tener a mano unas cápsulas de carbón activo y un cepillo de dientes. Cuando lo tengas, ya puedes seguir los siguientes pasos:

Empieza humedeciendo el cepillo de dientes con agua, como lo harías normalmente.
Entonces, parte una de las cápsulas de carbón por la mitad.

Coloca el contenido de la cápsula en el cepillo de dientes. Utiliza una servilleta de papel para ponerla debajo y que no se ensucie nada.
Ahora, cepíllate los dientes como harías normalmente.
Haz movimientos circulares tanto en la parte superior como en la inferior. No te dejes ninguna zona.
Puedes poner un poco de pasta de dientes al principio para mezclarla con el carbón.
Cepíllate los dientes durante dos minutos, espera cuatro y luego enjuágate bien.
Cuando acabes, notarás que tus dientes están muy limpios y están más blancos que antes.
Si quieres disfrutar de unos resultados permanentes y realmente visibles, puedes realizar este proceso una vez a la semana durante todo un mes. ¡No te arrepentirás!

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE AYUDAR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail