martes, 4 de julio de 2017

5 remedios caseros para curar esos feos clavos en los pies

Los clavos son parecidos a los callos pero ambos son muy molestos a la hora de caminar o de hacer cualquier movimiento del pie por lo que es importante tener en cuenta los siguientes remedios caseros para que puedas olvidarte de esos clavos lo antes posible.


Con ajos. Machaca un par de ajos y que queden como una pasta. Después añade un poco de aceite virgen extra en la mezcla y remueve. Aplícalo en el clavo y envuelve con un poco de tela la zona del pie. Esto ayudará a que se reblandezca. Hazlo todos los días hasta que empieces a notar mejora.

Con aspirinas. Sólo tendrás que trituran 5 aspirinas y mezclarlas con una cucharada de agua para que quede una pasta. Después añade un poco de zumo de limón y coloca la pasta en los clavos de tu pie. Envuelve los pies en una toalla caliente y deja que repose la pasta durante diez minutos. Por último, tendrás que raspar los clavos con una piedra pómez.
Con una cebolla cruda. Todos los días tendrás que raspar los clavos con una piedra pómez y después pasar por encima de los clavos de tus pies una cebolla cruda y partida por la mitad. Al cabo de unas semanas podrás empezar a ver los resultados ante este problema.

Manzanilla.
La manzanilla también puede ayudarte a reblandecer los clavos y que se desprendan. Tendrás que lavar tus pies en agua tibia con manzanilla y después raspar con una piedra pómez.


Bicarbonato de sodio. El bicarbonato de sodio también puede ayudarte a decir adiós a este tipo de dureza. Haz una pasta con una cucharada de bicarbonato de sodio con unas gotas de agua y aplícalo en tus clavos. Deja que haga efecto diez minutos y después lava tu pie y cuando los tengas secos raspa con una piedra pómez.

ESTE VÍDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail