domingo, 30 de julio de 2017

Como preparar acido salicílico rapidamente en casa

El ácido salicílico es un compuesto que se encuentra en la corteza de los sauces. Es un ingrediente eficaz en los productos de cuidado de la piel. Muchos tratamientos sin receta para el acné, espinillas y verrugas contienen ácido salicílico, incluyendo rejuvenecedores exfoliantes de la piel. El ácido tiene un efecto antiinflamatorio y puede penetrar profundamente en las glándulas de la piel, disolviendo el sebo en los poros. Una acumulación de células y bacterias causa infección y la inflamación en el folículo piloso. El ácido salicílico es un ingrediente importante en la aspirina.


El método de la licuadora

Cuenta un máximo de media docena de pastillas de aspirina puras.

Coloca las pastillas en una licuadora eléctrica o molinillo de café.

Añade 2 a 3 cucharadas de alcohol y revuelve para que todas las pastillas se empapen. Sustituye el alcohol por zumo de frutas, tales como el limón, si haces la solución para la piel facial aceitosa. Usa leche para la piel normal, seca o sensible.

Remoja las tabletas durante 2 minutos para que se ablanden.

Enciende la licuadora y permite que la aspirina se disuelva en el alcohol. Si es necesario, agita la mezcla hasta que la última aspirina desaparezca.

Vierte la solución en un recipiente limpio y enrosca la tapa fuertemente.

Etiqueta y coloca la fecha al envase de forma clara y guárdalo en un lugar fresco y oscuro.
Consejo

Añade la solución a tu limpiador de piel favorito para eliminar espinillas y acné.

La solución de ácido salicílico mezclado con un par de cucharadas de jugo de fruta natural hacen un astringente ideal para la piel.

Añade 2 o 3 cucharaditas de miel a la solución y extiéndela sobre la piel limpia para una exfoliación química casera. Para la piel seca y sensible, añade yogur a la solución y aplica.

Si no tienes una licuadora eléctrica, un procesador de alimentos es ideal. Sin embargo, las aspirinas pueden ser molidas hasta hacerlas polvo usando un mortero y una maja. En ausencia de este equipo, pon dos aspirinas en una cuchara. Coloca otra cuchara del mismo tamaño en la parte superior de las aspirinas en la primera cuchara. Utilizando ambos pulgares e índices, aprieta la parte cóncava de las cucharas juntas. Mueve las cucharas una contra la otra en un ligero movimiento de lado a lado, para moler las pastillas y convertirlas en polvo.


Advertencias

El ácido salicílico puede dañar al feto, no lo uses si estás embarazada o planeas un embarazo.

Puedes experimentar una sensación de escozor después de aplicar el ácido salicílico.

Aplica el porcentaje correcto de este ácido, ya que puede ser absorbido por la piel.

No inhales o pongas el ácido en tu boca, este es dañino.

No apliques ácido salicílico en las heridas abiertas. Mantenlo alejado de los ojos, la nariz y la boca.

Usa guantes domésticos para aplicar la solución a la piel. No permitas que tus dedos entren en contacto prolongado con la solución.

Cuando prepares una solución casera de ácido salicílico, siempre usa guantes de goma resistentes a químicos, gafas protectoras y una máscara.

ESTA RECETA TAMBIÉN LE PUEDE AYUDAR. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail