sábado, 15 de julio de 2017

Cura el herpes de cualquier parte de tu cuerpo con una simple aspirina.

La herpes labial son ampollas rojas en el labio y alrededor de él. Son comunes, pero no tienen cura. Nunca suceden en buen momento, pero parecen suceder exactamente cuando estás a punto de tener un evento importante o tienes que tomarte fotos. La mayoría de los tratamientos llevan unos días o más. Sin embargo, cuando sientas que se está formando el herpes labial puedes pararlo con Aspirinas.


Decide dónde estás sintiendo el herpes. Si ya tienes un enrojecimiento, trata de pensar en cómo se sentía esa zona antes de que apareciera. Usualmente, sentirás picor o escozor antes de que aparezca el herpes completamente. Cuanto antes te des cuenta, más rápido puedes acabar con él.

Usa un machacador de píldoras para deshacer la Aspirina cuando sientas que ese picor te es familiar, o cuando ya tienes el herpes. Tritura la Aspirina y vacíala en un bol pequeño. Ten otra pastilla lista por si la necesitas.
Mezcla la Aspirina triturada con una gota de agua. Usa una pequeña cantidad de agua cada vez y mézclala bien con un tenedor. Deja de agregar agua cuando tengas una pasta. Si agregas demasiada agua necesitarás triturar otra Aspirina y agregarla para conseguir la pasta.

Lava tu cara y la zona del herpes con un jabón suave. Aplica la mezcla de Aspirina y agua sobre el herpes. Restriega una pequeña cantidad sobre él. Pasa más mezcla con tu dedo. Agrega toda la que puedas.


Coloca una venda suficientemente grande sobre el herpes y la pasta de Aspirina. Debería tener el tamaño suficiente para cubrir la zona del herpes. Déjala toda la noche (o durante el día si lo aplicas por la mañana), y lávalo cuando te levantes (o cuando te vayas a dormir). Repite el proceso hasta que el herpes desaparezca. El tiempo que lleve dependerá de lo grave que sea éste.

ESTE VÍDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail