martes, 1 de agosto de 2017

3 Mascarillas de tomates, excelentes para aclarar, nutrir y rejuvenecer tu cutis.

La piel del rostro es una de las que presenta mayores problemas y que requiere muchos cuidados. Al ser la cara la parte del cuerpo más expuesto a los factores externos, no podemos descuidar nada nuestra atención del cutis y si queremos presumir de un cutis liso, suave rejuvenecido y con cero imperfecciones es muy importante no saltarnos ninguno de los pasos fundamentales.


Dentro de estos pasos, el primero es el de la limpieza y para ello existen multitud de técnicas y de productos. También debes mantener tu rostro bien hidratado y nutrido. Y por ultimo no utilizar solo productos cosméticos para tu cuidado facial. De vez en cuando practica con mascarillas y exfoliantes naturales.

Aquí te proponemos que utilices un producto muy natural, como es el tomate, para conseguir tener el rostro siempre limpio y, por consiguiente, libre de impurezas. Te explicamos cómo hacer una limpieza con tomate.
Mascarilla aclaradora

Ingredientes:

 Tomate maduro,
• 3 gotas de jugo de limón.

Pela y tritura un tomate maduro hasta obtener una pasta homogénea y agrega las gotas de limón. Aplica en el rostro con un ligero masaje. Deja actuar unos 20 minutos y enjuagar con agua fresca y aplica tu crema humectante o nutritiva habitual. Preferiblemente aplica en la noche a la hora de acostarte

Mascarilla para piel grasa

Ingredientes:

1 tomate maduro.
Aplastar el tomate y aplicar directamente en el rostro durante unos 20 minutos. Retirar, enjuagar con agua fría y aplicar tu crema habitual. Dependiendo que tan grasa sea tu piel, puedes usarla cada dos o tres días.


 Mascarilla nutritiva

Ingredientes:

1 tomate maduro
1 cucharadita de miel.

Quitar la cáscara al tomate, pasándola ligeramente por agua hirviendo y luego pelar.  Retirar las semillas y proceder a licuar el tomate, añadir la miel y vaciar en un recipiente. Untar esta mascarilla en el rostro limpio y retirar luego de 15 minutos con agua fría. Usar tu crema habitual.

Loción para regenerar pieles envejecidas

Ingredientes:

1 tomate maduro
5 gotas de aceite esencial de semilla de zanahoria
1 frasco de vidrio oscuro

Licuar un tomate maduro y luego colar el jugo. Agregar el aceite esencial a este jugo y guardarlo en el frasco de vidrio oscuro para dilatar la oxidación y pierda sus propiedades. Guarda el frasco en el refrigerador.

Limpia el rostro y aplica esta loción. Déjala actuar por 20 minutos y luego enjuaga con agua fría y aplica una crema nutritiva. Puedes usar esta receta por tres días. Al tercer día, debes botar lo que sobre ya que no tiene las mismas propiedades. Para seguir aprovechando sus excelentes cualidades, debes preparar una nueva para  otros tres días.

Verdaderamente gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si te hallas útil esta información, por favor compartirla con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail