martes, 15 de agosto de 2017

Frota una el tomate de esta forma en tu piel y adios manchas, acné, espinillas, cicatrices y marcas de envejecimiento.

El acné es un malestar común sobre todo para los adolescentes, aunque puede presentarse también en adultos de diversas edades. Existen muchos tratamientos que puedes adquirir en farmacia. Aquí te ofrecemos una natural y excelente opción para su tratamiento: tomates.


Los tomates son una fruta, contrario a la creencia popular que lo sitúa en el grupo de las verduras. Este rojo fruto es un alimento muy rico en vitaminas y nutrientes para la piel como el potasio, manganeso y el calcio. El tomate es muy bueno sobre todo para el tratamiento de la piel grasosa, las espinillas y otros problemas del acné.

No es necesario comer el tomate para obtener sus beneficios (aunque es altamente recomendable), sino que vamos a hablar acerca de su aplicación directamente en la piel. Este fruto es un astringente natural que ayuda a refrescar la piel y tonificar los poros, contiene vitamina A y C que ayuda a controlar la grasa y le da más vida a la piel opaca, y además fomenta la regeneración celular.
Puedes usar el tomate para aliviar el acné de las siguientes formas:

Cortar rodajas de tomate y aplicándola directamente sobre el rostro frotando y presionando ligeramente para que el jugo del tomate sea absorbida por la piel. Deja reposarlo durante 5 a 10 minutos. Después retíratelo lavándote la cara con agua fresca y secándote suavemente con un paño limpio.


Aplicando una mascarilla de tomate. Corta el tomate por la mitad y utilizando una cuchara retira toda la pulpa que puedas, aplicándote posteriormente esta pasta sobre tu rostro. Si lo prefieres también lo puedes mezclar con un poco de miel que ayuda a hidratar la piel. Déjate la mascarilla de 5 a 10 minutos y lávate la cara con agua fría y un paño limpio.

Otra opción es hacer la mascarilla de tomate igual con la pulpa del tomate como se explicó anteriormente y mezclarlo con un aguacate pequeño. Mézclalo bien y aplícate esta pasta sobre tu rostro unos 20 minutos. El aguacate ayuda también a eliminar la grasa además de suavizar la piel. Lávate el rostro con agua tibia y un paño fresco.

Aprovecha la mascarilla para tomarte un pequeño descanso, así que relájate y consiente tu piel.

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail