miércoles, 30 de agosto de 2017

Una gota de este remedio y blanqueo mis dientes, elimino el sarro, hongos, dolores de garganta, mal aliento y todo eso en solo 3 usos

El peróxido de hidrógeno o H2O2, también llamado ‘agua oxigenada’, podría utilizarse para un montón de cosas y apostamos lo que sea a que tienes un frasco en el botiquín o en algún cajón.

Lo que mucha gente no sabe es que el peróxido de hidrógeno es el único agente germicida que se compone de agua y oxígeno solamente.

Se trata de una sustancia natural que podemos encontrar en todos los seres vivos y su potencial de oxidación funciona para tratar enfermedades, combatir infecciones y neutralizar gérmenes.

El agua oxigenada puede ser muy peligrosa si se ingiere y, según su concentración, puede causar daños graves, quemando la piel y los ojos. A la que nos referimos en este artículo, es agua oxigenada al 3%.

Por consiguiente, podemos decir que el peróxido de hidrógeno es un desinfectante natural y el más seguro del mundo.
El peróxido de hidrógeno actúa sobre los dientes con manchas persistentes poco atractivas mediante la degradación de sus moléculas. Los dentistas hacen uso de peróxido de hidrógeno para blanquear los dientes, pero en una concentración mucho más fuerte.


Modo de uso del peróxido de hidrógeno para blanquear los dientes

Mezclar algunas gotas de peróxido de hidrógeno con la pasta de dientes habitual
Mezclar hasta que ambos ingredientes queden bien fusionados
Realizar un cepillado suave sobre los dientes
Repetir el procedimiento no más de 1 vez cada 20 o 30 días.
Recuerda no cepillar más de 30 segundos.

Si el peróxido es muy fuerte disuelva en agua.

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR.



Loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail