viernes, 29 de septiembre de 2017

Este hongo es capaz de devolverte la memoria perdida y aumentar la concentración

En la Medicina Tradicional China se prescribía para padecimientos gástricos, debido a uno de sus principales componentes que es un derivado colorado del orcinol, antibiótico natural que tiene una poderosa actividad anti-microbiana, sin explicarlo también se recomendaba a aquellas personas que habían perdido la memoria o lucidez.

Recientemente de acuerdo a estudios realizados, se han identificado otras substancias bioactivas, denominadas por los investigadores hericononas de los tipos A, B, C, D, E, F, G y H, algunas de las cuales son estimulantes en el crecimiento de tejidos nerviosos, éstos compuestos inducen la regeneración de las neuronas cerebrales, aún las severamente dañadas pero aún con vida, situación que representa un hecho de relevancia terapéutica ya que, puede representar un recurso importante para el tratamiento del Alzheimer.

En Asia, se dice que el hongo melena de león te da “nervios de acero y la memoria de un león”, y visto lo que los estudios están revelando, esa es una prosa apta. Hasta el momento, existe evidencia de que la melena de león concede los siguientes beneficios para la salud:
Mejora la memoria y regenera las neuronas del cerebro, por lo que es útil en personas mayores que van perdiendo sus facultades mentales.
Protege las mucosas del estómago, y mejora las úlceras y la gastritis.
Estimula el sistema inmunológico.
Regenera el crecimiento de los nervios y tónico para el cerebro.
Detención de la degeneración neuronal por senilidad.
Detención de la degradación neurológica en las secuelas de padecimientos cerebro vasculares.
Mejora las vías reflejas en afecciones neurológicas periféricas.
Incrementar la inteligencia en pacientes con déficit del aprendizaje.
Previene y mejora la hepatitis.
Potencia el sistema inmune.
Previene los tumores, principalmente en la piel, el estómago y el esófago.


El hongo melena del león es 20 por ciento proteína y se puede preparar usando técnicas culinarias estándar, como cualquier otro hongo comestible. Se puede encontrar en los bosques de América del Norte, Europa y Asia durante el verano y el otoño, típicamente atados a árboles y troncos muertos o moribundos, incluyendo arce, haya, roble, abedul, nogal y sicomoro. Conseguir el hongo fresco no es practico para la mayoría de personas, pero por suerte, y como siempre, se puede encontrar en forma de suplemento.

Una dosis típica para experimentar los efectos mencionados anteriormente varía de 500 a 3000 mg cada día. Una dosis más alta no debe causar ningún tipo de efectos negativos pero no hay prueba de que las cantidades mayores a 3 gramos (3,000 mg) cada día puede ofrecer más ventajas.

No se conocen efectos secundarios de este hongo, sin embargo, por precaución, las mujeres embarazadas es conveniente que consulten con un profesional de la salud antes de consumirlo. Del mismo modo, quienes sufren enfermedades crónicas o tomen medicación de modo permanente, es aconsejable que se informen adecuadamente antes de tomar Melena de león.

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail