miércoles, 13 de septiembre de 2017

¿Qué nos produce la “piel de gallina”? ¿Cómo acabar con ella?

La piel de gallina es una reacción alérgica provocada por una proteína llamada queratina, esta condición se genera con mayor frecuencia en los jóvenes o en algunas mujeres que acaban de salir de un parto. Cuando se trata de una alergia este brote se acompaña de una incómoda picazón y una irritación que muchas veces se confunde con acné.

La piel de gallina o queratosis pilaris se presenta con mayor frecuencia en brazos y piernas, aunque se puede presentar en cualquier otra parte del cuerpo. A continuación vamos a conocer algunos tratamientos naturales que pueden ayudar a eliminar o al menos a mejorar en gran medida la apariencia de la piel, pero primero debemos conocer algo más sobre este inconveniente.

¿Qué debemos saber sobre la “piel de gallina!”?

La piel de gallina se puede presentar en cualquier persona sin importar el sexo o la edad, además esta condición puede generar diferentes reacciones o tipos de erupciones.
La piel de gallina se puede localizar con más frecuencia en los brazos y las piernas, pero también se puede presentar en la espalda, las mejillas y los glúteos. Los síntomas de esta condición son bastante notorios, ya que provoca un brote de granos pequeños y mucho enrojecimiento, ronchas y picazón que resultan demasiado molestos.

La piel de gallina en la mayoría de los casos de carácter genético, pero hay brotes que se deben a la excesiva resequedad de la piel, por este motivo es esencial mantener todo el cuerpo bien hidratado, mediante el frecuente consumo de agua y aplicando unas buenas cremas humectantes en la mañana y la noche.


¿Cómo podemos prevenirlo o tratarlo?

Realiza una exfoliación por lo menos una vez a la semana, además durante el baño se recomienda masajear las partes afectadas con una esponjilla o un guante especial. La piedra pomez es otra buena opción para reducir la apariencia de estas incómodas y anti-estéticas erupciones.

Aplica gel de aloe vera después de realizar el masaje, ya sea con el guante o con la piedra pomez; se deja actuar sobre las partes afectadas durante quince o veinte minutos y luego se enjuaga con agua fresca, esto es muy importante y efectivo para reducir el enrojecimiento de la piel. En seguida se aplica una buena crema humectante.

Si las erupciones provocan demasiada picazón es recomendable aplicar una crema a base de calendula o aplicar compresas de agua de manzanilla, esto refresca la piel y ayuda a eliminar el escozor.

ESTE VIDEO TAMBIÉN TE PUEDE AYUDAR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe todas nuestras actualizaciones en tu E-mail