¿Sabe usted el significado de las 12 uvas de Año Nuevo? El origen de la tradición.

Soy de esas personas supersticiosas. Para antes de las 12 campanadas tengo lista la maleta, la cubeta de agua y todas esas tradiciones simples de año nuevo que se supone te traerán salud, viajes y ahuyentarán las malas vibras. También, por las dudas, nunca está de más poner el calzón amarillo sobre el rojo (o viceversa). Todas estas tradiciones son bastante nuevas, y en realidad no sabemos bien quién las inventó. En realidad, podría ser sólo alguien muy burlón queriéndose reír de los que rápido se van a dar la vuelta a la cuadra con la maleta vacía. Nunca lo sabremos.

Lo cierto es que hay tradiciones de año nuevo mucho más antiguas que sí sabemos de dónde salieron. La más importante de todas, y que no debe fallar en su cena de año nuevo, además del pavo, es la de las 12 uvas en la copa.

El origen de la tradición

Lamento decirles que, como tantas tradiciones de estas fechas, muchas se heredaron de la parte comercial, en España. El 2 de enero de 1894 “El siglo futuro” incluye un artículo del día anterior de El imparcial titulado “las uvas bienhechoras”. En el artículo, se habla de esta como una costumbre:

En la Nochevieja de 1895 aparece una referencia escrita sobre las doce uvas, en esta fecha fue el Presidente del Consejo de Ministros quien despidió el año 1895 con uvas y champán. La tradición que conocemos hoy en día, como tal, comenzó en la Puerta del Sol madrileña. Ya para el año siguiente, la prensa describía la tradición de las uvas como:
Es costumbre madrileña comer doce uvas al dar las doce horas en el reloj que separa el año saliente del entrante

La tradición marca tomar las doce uvas a los pies del reloj de la Puerta del Sol, pero esta tradición provocó tanto interés que ya en 1903 las uvas también se comían en Tenerife8 y poco a poco se fue ampliando al resto de España, aunque la tradición marca que deben tomarse en la Puerta del Sol.


Aunque en los siguientes años, el supuesto origen francés molestó a algunos, lo cierto es que para 1909 los agricultores de Almería, Murcia y Alicante tenían excedente de uva. Decidieron sacar provecho a la producción y se esforzaron especialmente por popularizar la costumbre. Le dieron ese “empujoncito” necesario para que la tradición tomara fuerza.

Eso no quiere decir que las uvas no sean de buen augurio, por lo que les recomiendo no dejarlas fuera de su mesa, aunque sea una costumbre originada del comercio. En España se utilizan uvas frescas, siendo la uva del Vinalopó (comarca de la provincia de Alicante) la variedad más consumida. 

En otros países, como en algunos de Latinoamérica, se comen doce uvas pasas. Aunque el porqué de ser doce no se tiene claro si es por los «doce meses», una uva por cada mes, o si es por las "doce campanadas", una uva por cada toque de campana. Realmente, se podrían compaginar las dos motivaciones. 

Según la tradición, se cree que el que se coma las doce uvas al compás de las campanadas tendrá un año próspero. Ciertas casas comerciales vieron en esta tradición una buena oportunidad de negocio y, a principios de los años 2000, comenzaron a comercializar botes individuales con doce uvas, peladas y sin pepitas.