Controlar y combatir los síntomas del resfriado en un corto tiempo.

Con la llegada del invierno, es inevitable experimentar ciertos síntomas que impiden realizar actividades diarias con toda normalidad. Nos sentimos cansados hasta tal punto que sólo tenemos ganas de quedarnos en la cama. Cuando el clima es frío, el sistema inmunitario se debilita y sufrimos generalmente una gripe, resfriado, toses y dolores musculares, entre otros.

Por eso es importante estar bien preparados para afrontar los días fríos y adoptar una rutina sana que permita sentirnos fuertes frente a todos los problemas de salud que pueden presentarse como consecuencia de las bajas temperaturas.

Darse una ducha bien caliente

Si por culpa del clima frío, se siente dolor en las articulaciones o dolor de cabeza, una ducha bien caliente puede permitir comenzar el día con buen pie. El agua caliente ayuda a relajar, el vapor ayuda a despejar los senos y evitar la congestión y problemas como la sinusitis.
Un desayuno sano

Una buena alimentación es fundamental para la recuperación de los síntomas del resfriado. El desayuno es una de las claves para comenzar el día y combatir los síntomas del resfriado. Se puede tomar un zumo natural de naranja y comer una taza de bayas antioxidantes con un poco de avena, para tener toda la energía necesaria para el día.

Otra opción excelente es un desayuno a base de un caldo de verduras o de pollo.

La inhalación

En un período de resfriado, la nariz está congestionada y tenemos exceso de mucosidad, lo que impide respirar normalmente. Cuando los senos se ven obstruidos, lo más probable es sufrir una sinusitis, lo que provoca generalmente dolor de cabeza. En este caso puede ser útil consumir o aplicar un remedio natural para descongestionar la nariz.

Igualmente se puede realizar una inhalación cubriendo la cabeza y respirando el vapor de agua hirviendo durante 5 minutos para calmar y desbloquear las vías respiratorias.

Salir a caminar

Aunque parezca una locura, salir al aire libre cuando hace frío, y realizar una caminata de una hora ayuda a mejorar el estado de ánimo y estimula el sistema inmunitario. No creáis que empeora la situación salendo fuera cuando hace frío. Conviene cubrirse bien y realizar una pequeña caminata porque será de gran ayuda para la salud en general.