La mayoría de hoteles de lujos no regalan la pasta de dientes por que es muy barata.

Según se ha descubierto, la pasta de dientes no suele facilitarse en los hoteles, ni en los de cinco estrellas, porque la gente no los pide, básicamente porque no saben que un artículo así puede pedirse.

Así lo creen desde el medio Slate, donde profundizaron en la falta de pasta de dientes en los hoteles, descubriendo que su ausencia era una combinación de huéspedes que no la pidieron y hoteles que no querían gastar dinero en el producto, sea porque era muy caro o muy barato.

Si bien un hostal o un hotel modesto puede tener ciertas razones para no ofrecer un pequeñito tubo de dientes a sus clientes, que un hotel de cinco estrellas de 200 € la noche no lo ofrezca, puede resultar un poco extraño.

Pues según algunos hoteleros, la pasta de dientes “no es un producto aspiracional”, y eso lo atestigua en que no existen marcas de alto nivel que vendan pastas de dientes. Siguiendo esta lógica, podemos pensar que no hay pasta de dientes en los hoteles caros porque no es un elemento lo suficientemente caro, y no hay pasta de dientes en los hoteles baratos, porque es un elemento demasiado caro.
No obstante, la pasta de dientes no es un requisito para que los hoteles de lujo tengan una calificación alta de cinco diamantes. Para que un hotel alcance los cinco diamantes debe proporcionar “dos tipos de jabón, champú, un artículo embotellado adicional, bronceador, un secador de pelo, un kit de costura y hasta un gorro de ducha”, pero la pasta de dientes está dentro de la carpeta de “accesorios sugeridos, pero no obligatorios”.

Así que fíjate este verano cuando vayas a tu hotel favorito, aquel que te ha costado tanto dinero reservar, y verás que a buen seguro no tendrás pasta de dientes, así que no se te olvide incluir este elemento dentro del buzón de sugerencias, para cambiar la tendencia.